“No me buscarás en todas las mujeres”, pregunta María Elena … Si tuviera que explicar un perfecto “home staging” desde luego, no me fijaría en las películas de Woody Allen, y las decoraciones de sus casas de película, con un descontrol, controlado. En Vicky Cristina Barcelona, los personajes se mueven bien, entre platos de distintas clases y formas, incluso, si aumentase mucho mucho la imagen aún se podrían ver, algunos de los viejos platos de duralex ámbar, porque en una época existía el duralex ámbar y el duralex verde, irrompibles y perdurables, sin duda en el tiempo. Ni a los que vemos, la película, en cualquier caso, ni a los personajes, parece importarles  los ambientes en que se mueven, al contrario, todos estamos cómodos con una decoración así, ver dialogar, intercambiar miradas y que sucedan las cosas, entre botellas de aceite en la cocina, medio llenas, medio vacías, o entre marcos de cuadros sin pinturas, nos parece natural, con esa naturalidad, que nos envuelve diariamente en nuestras propias casas, por eso, la perfección, el “todo en orden mi capitán” no existe, o incluso, a veces, aunque el orden simplifique la vida, nos resulta incómodo.

Anuncios